jueves, 3 de mayo de 2012

d e s h o r a s

Hubo miradas cómplices. Yo lo sabía indirectamente, vos también.
Hubo charlas pactadas, el frío, los cigarrillos y vos que preguntabas.
Hubo confesiones que se esperaban.
Había todo lo que podía haber.
Hubo música, luces y el alcohol.
Tu propuesta, yo la acepto.
El escape, pactado y a medias.
Después las miradas, después los besos, después las palabras.
Había todo lo que podía haber.

2 comentarios:

Valèrie dijo...

Qué bueno leerte nuevamente, qué lindas sensaciones las descritas en esas breves pero significativas líneas.
¡Oh, mi Gastone! deseo desde el alma que estés feliz. Mi vida social está un poco truncada, y estoy colgada con medio mundo, pero sé que tarde o temprano nuestros caminos se cruzarán.

Calorina dijo...

LOVE IT!!! :)